Manuel López-Villaseñor y López-Cano de Ciudad Real Ángel María Isidro Andrade Blázquez de Ciudad Real Carlos Vázquez Úbeda de Ciudad Real Joaquín García Donaire de Ciudad Real Hernán Pérez del Pulgar y García Osorio de Ciudad Real

Antonio Poblete de Loayza


Antonio Poblete de Loayza, Ciudad Real, Lima 1612

Debió nacer en Ciudad Real a mitad del siglo XVI y en el seno de una familia noble, según consigna Mendiburu. Se embarcó con su familia para el Perú en el año 1576 y anduvo como conquistador por aquellas tierras americanas varios años; se detuvo en Tucumán, y muerta su esposa volvió a casarse con una hija del encomendero Nicolás Ruiz de Bracamonte. Viudo por segunda vez, se ordenó de sacerdote en un Colegio de Chile y como tal se trasladó a Lima, viviendo en una casa de la llamada calle del Prado, donde hoy se alza el Monasterío del mismo nombre en la capital del Perú.

Hizo llevar de su ciudad natal una imagen de la manchega Virgen del Prado, la cual fue colocada en un altar de la capilla que tenía en su casa de Lima, el día 18 de septiembre de 1602. Parece ser que la imagen empezó a obrar milagros y le llovieron las donaciones de los piadosos limeños de la colonia, empezando por un tal Bartolomé Muñoz, manchego como Poblete de Loayza, que regaló huertas y solares, donde fue edificada una ermita con dinero del propietario de la imagen; claro está que con las debidas licencias del Arzobispo Santo Toribio y del Rey Felipe III.

El conde de Monterrey, Virrey del Perú, protegió la fundación del P. Antonio Poblete, el cual donó todo a la Orden de San Agustín el 26 de enero de 1607, poniendo como única. condición. que su hija, doña María de Poblete, fuese Presidenta del Patronato de la Virgen del Prado mientras viviese y que ambos recibieran honrosa sepultura en la capilla principal del templo, como así se hizo. Hubo pleitos ruidosos, como motivo de esta fundación, entre los frailes agustinos y los clérigos del Cabildo de Lima, pasando luego a pertenecer a la Parroquia. de Santa Ana. El P. Calancha, cronista de la Orden de San Agustín, se ocupa extensamente de todo ello y del fundador, don Antonio Poblete de Loayza, que murió el 8 de septiembre de 1612. Andando el tiempo se alzó en torno a la imagen de la Virgen manchega ilustre el actual Monasterio de Nuestra Señora del Prado, que es uno de los templos más notables de Lima.

Manchegos ilustres de la época de Cervantes

por José Sanz Díaz

Académico de la Real de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo

La Mancha : revista de estudios regionales, 1962

Centro de Estudios de Castilla-La Mancha